Cuidado de la salud – Infecciones Asociadas

Las enfermedades infecciosas plantean un desafío especial en el entorno del cuidado de la salud, donde las personas se exponen a mayores riesgos debido a enfermedades subyacentes y vulnerabilidad. Las infecciones asociadas al cuidado de la salud (Healthcare Asociated Infections – HAI) son causa común de morbilidad y mortalidad y llevan a una alta carga financiera en los sistemas de cuidado de la salud.
 

Estimaciones de la OMS indican:

  • Europa: 37000 muertes directas atribuídas a las HAI anualmente
  • Estados Unidos: 99000muertes anuales atribuibles
  • Países de bajos recursos: muertes relacionadas con HAI prevenibles en UCI de relación 25% o más
  • Carga económica anual de € 7000 millones en Europa; US$ 6500 millones en Estados Unidos

Fuente: Organización mundial de la Salud: Reporte sobre la carga de las Infecciones Endémicas Asociadas al cuidado de la salud a nivel mundial

Definición

Las infecciones asociadas al cuidado de la salud (HAI) son causadas por bacterias, virus y hongos. La mayoría de estas enfermedades pueden ser contraídas en cualquier lugar, pero presentan los mayores desafíos en un entorno de cuidado de la salud. La mayoría de las HAI son causadas por bacterias que ya están presentes en el cuerpo del paciente previamente a la infección, y puede llevar a una transmisión cruzada entre pacientes y profesionales de la salud. El ambiente en un establecimiento para el cuidado de la salud puede ser también una fuente de infecciones, con microorganismos esparcidos a través del aire, agua o superficies. Los pacientes en establecimientos de salud son más vulnerables que la población en general, debido a la enfermedad subyacente, mayor fragilidad (como bebés prematuros, ancianos, y pacientes inmunocomprometidos), y exposición a procedimientos médicos invasivos.
 

Las HAI son un desafío global

En muchos países con altos ingresos, autoridades de salud nacional y regional, en conjunto con instituciones individuales de salud, están implementando prevención, control, vigilancia y reportando las mediciones. Aunque haya sido significativamente reducida en los últimos años, la incidencia de las HAI permanece elevada, particularmente entre las poblaciones de riesgo. Por ejemplo, aproximadamente entre 25-30% de pacientes de UCI en países de ingresos altos experimentan al menos un episodio de HAI1,2. En países de ingresos medios y bajos, los desafíos son más complicados debido a un menor desarrollo de infraestructura y cuestiones relacionadas a higiene y sanidad. La OMS estima que las infecciones adquiridas en las UCI son de al menos 2-3 órdenes de magnitud mayor que en los países con altos ingresos y que las infecciones asociadas a dispositivos pueden ser hasta 13 veces mayores que en los Estados Unidos1.

Las HAI incluyen todo tipo de infecciones incluyendo infecciones del tracto urinario (más comunes en países con altos ingresos1,2), infecciones quirúrgicas (más comunes en países de bajos ingresos1), infecciones respiratorias, infecciones gastrointestinales e infecciones del torrente sanguíneo. La aparición de organismos con resistencia antimicrobiana está contribuyendo a un aumento en la propagación y severidad de las HAI. Si una institución de salud experimenta un brote de HAI, enfrenta serios desafíos para el cuidado del paciente, carga en los costos, y potencialmente un efecto negativo en su imagen y reputación.
 

¿Cuándo una infección es considerada una HAI?

Una infección se llama Infección asociada al cuidado de la salud (HAI) cuando un paciente no presenta una infección cuando es admitido, pero contrae una 48 horas o más luego de ser admitido en una institución de salud. Para pacientes quirúrgicos, una infección se considera HAI hasta tres meses posteriores a la cirugía, o hasta un año en caso de cirugía ósea o en articulaciones3.

Diagnóstico

Es crítico monitorear cuidadosamente y de manera regular a todos los pacientes en un centro de salud en busca de enfermedades infecciosas, especialmente aquellos en la UCI o con algún riesgo en particular por alguna razón. Los diagnósticos in vitro son usados para determinar con exactitud al agente infeccioso responsable, y para probar susceptibilidad antimicrobiana, para seleccionar la terapia antimicrobiana apropiada para luchar contra la enfermedad. También es importante identificar y limitar epidemias potenciales estudiando poblaciones de pacientes de riesgo y determinando rápidamente el origen de las infecciones.
 

Microorganismos comúnmente involucrados en HAI1,2,4

  • Staphylococcus aureus
  • Staphylococcus aureus resistente a meticilina (SARM)
  • Enterococci
  • Escherichia coli
  • Klebsiella pneumoniae
  • Enterobacteriaceae resitente a carbapenem(CRE)
  • Clostridium difficile
  • Enterobacteriaceae productora de betalactamas de espectro extendido (ESBLs)
  • Pseudomonas aeruginosa
  • Acinetobacter baumannii
  • Enterococcus resistente a vancomicina
  • Streptococci
  • Candida albicans

 

Prevención y manejo / Tratamiento

Prevención y manejo

Medidas de prevención para luchar contra las HAI deben ser implementadas a nivel del paciente y a nivel de toda la institución

  • Control ambiental
    HAI prevention and management
    • Monitoreo regular del aire, agua y superficies
    • Limpieza astringente y desinfección de equipos y del ambiente
    • Aislamiento del paciente cuando sea apropiado
  • Control de la Infección
    • Monitoreo cercano de pacientes y población de riesgo
    • Higiene de manos y buenas prácticas de higiene en general
    • Condiciones higiénicas para procedimientos médicos
    • Uso apropiado de drogas antimicrobianas
    • Uso de catéteres sólo como indicados
  • Vigilancia
    • Manejo de brotes
    • Alertas automáticas para infecciones de resistentes antimicrobianos
    • Transferencia y manejo de la información
    • Reportes coordinados y de alto nivel
    •  Vigilancia y rastreo epidemiológico
  • Tratamiento
    • Tratamiento con los antimicrobianos apropiados
    • Remoción de dispositivos médicos temporales (como catéteres) si es posible
    • Monitoreo terapéutico para detener la terapia antimicrobiana lo antes posible

 

Guías

 

 

REFERENCIAS

1. World Health Organization 2011: Report on the Burden of Endemic Health Care-Associated Infection Worldwide

2. CDC, Public Health Reports 2007: Estimating Health Care-Associated Infections and Deaths in U.S. Hospitals, 2002

3. CDC/NHSN 2014: Surveillance Definitions for Specific Types of Infections 

4. CDC: Antibiotic Resistance in the United States 2013

 

Este sitio no es una fuente de consulta médica.
El contenido de este sitio está presentado en forma resumida, es de naturaleza general y se provee sólo para un propósito informativo. No intenta ni está recomendado para ser utilizado como un sustituto de una consulta médica profesional. Usted no debe usar el contenido de este sitio para diagnosticar un problema físico o de salud o enfermedad. Siempre busque la consulta de su médico o cualquier otro personal de salud calificado para cualquier condición médica o tratamiento. Ningún contenido de este sitio pretende ser para diagnóstico o tratamiento médico. No debe ser utilizado por médicos como una única fuente de información para realizar prescripciones o tomar decisiones. Nunca descarte o demore la consulta médica por algo que haya leído en este sitio.

Pioneering diagnostics